jueves, 7 de marzo de 2024

Fenómeno de "La Niña": Qué es y su posible regreso en 2024

Imagen: Pixabay

Si estas buscando más información acerca de Qué es el Fenómeno de "La Niña" y su posible regreso durante 2024. El aumento de la temperatura global debido al cambio climático provocado por el hombre, va a seguir provocando cambios bruscos de las condiciones climáticas en todo el mundo de manera más constante y seguramente afectando cada vez más lugares en donde no había registros de fenómenos meteorológicos extremos.
Este año 2024 comenzó a toda intensidad tras un fuerte fenómeno de "El Niño", pero se espera que el clima mundial haga su transición hacia el fenómeno de "La Niña" en la segunda mitad de 2024, un patrón que suele traer mayores precipitaciones a Australia, el sudeste asiático y la India.
El desarrollo de "La Niña" es beneficioso para el monzón indio. Normalmente, el monzón deja abundantes lluvias durante los años de "La Niña".
El fenómeno de "El Niño" podría disiparse por completo en los próximos meses y según los pronósticos más recientes de la NOAA, indican una transición neutral durante la primavera 2024(Hemisferio Norte), con La Niña potencialmente desarrollándose durante el verano 2024La próxima Discusión Diagnóstica del ENSO está programada para el 14 de marzo de 2024.
Las temperaturas oceánicas de este año 2024, empezaron aún más cálidas que las del año pasado, incluso en el Atlántico, lo que podría provocar que la próxima temporada de huracanes 2024, sea muy activa y peligrosa. Así que habrá que estar muy atentos a los siguientes informes y como siguen evolucionando estos patrones climáticos.
Los sistemas tropicales necesitan varios factores atmosféricos para formarse, pero uno de los más importantes son los bajos niveles de cizalladura del viento, vientos de nivel superior que, si son fuertes, pueden desgarrar las tormentas o incluso impedir que se formen. La cizalladura del viento en el Atlántico suele disminuir durante La Niña.
Finalmente veremos en los próximos informes de los expertos en el tema, que es lo que finalmente termina sucediendo en el resto del año, ya que el clima esta muy cambiante últimamente y sumado a las alteraciones del hombre, todo puede pasar y suceder en cualquier momento y hasta la naturaleza hacer lo contrario contra todo pronostico.
La temporada de huracanes del Atlántico del año pasado fue inusualmente activa en medio de océanos cálidos sin precedentes, a pesar de los intentos de El Niño de frenar la actividad.
Los efectos de un episodio El Niño sobre el clima mundial suelen ser más acusados durante su segundo año; en este caso, 2024.
Todo apunta a que la persistencia de las condiciones típicas de El Niño, aunque con menor intensidad, sumada a temperaturas de la superficie del mar que se prevén superiores a las normales en gran parte de los océanos mundiales, dará lugar a temperaturas por encima de lo normal en casi todas las zonas continentales durante los próximos tres meses y afectará a la distribución de las precipitaciones a nivel regional, según el último boletín publicado por la OMM.
Hay que tener en cuenta que La Niña tiene patrones climáticos  que pueden variar en intensidad y ubicación, así que no siempre puede comportarse de la misma manera en diferentes zonas del planeta.




Qué es el fenómeno de La Niña:



El fenómeno de "La Niña" es un patrón climático natural, que se caracteriza por la presencia de temperaturas más frías de lo normal en el océano Pacífico tropical. Cabe mencionar también que en la parte contraria, encontramos al fenómeno de "El Niño", el cual se da cuando las temperaturas son más cálidas de lo normal en el mismo océano.
Las temperaturas oceánicas inusualmente cálidas para esta época del año en el Atlántico Norte y la probabilidad de aparición del fenómeno climático La Niña, podrían amplificar la temporada de huracanes en el Atlántico.
La Niña se produce cuando los vientos alisios que soplan de este a oeste a través del océano Pacífico tropical se intensifican. Estos vientos llevan aguas más frías de lo normal a la superficie del mar en la región ecuatorial.
El Niño es la fase cálida de un evento climatológico y La Niña, su fase fría, pero es mucho más complicado que eso". Además son fases opuestas de un patrón meteorológico complejo, que puede alterar la temperatura global y causar efectos atmosféricos extremos en todo el planeta.
La Niña puede afectar las condiciones oceánicas y la disponibilidad de alimentos para la vida marina, lo que a su vez puede tener impactos en las industrias pesqueras.
En algunos casos, La Niña se asocia con inviernos más fríos y húmedos en el norte de Estados Unidos y Canadá.
La Niña puede traer más lluvias a ciertas regiones, también puede causar condiciones más secas en otras áreas, como partes del sur de Sudamérica.
En conclusión La Niña puede tener impactos significativos en todo el mundo, afectando a la agricultura, la ecología y la vida cotidiana de las personas en sus respectivas regiones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

MÁS NOTICIAS EN EL BLOG