viernes, 15 de noviembre de 2019

La tormenta tropical "Raymond" pone bajo amenaza al oeste y noroeste de México

En esta nueva noticia les vamos a informar que en el Pacífico Este, se ha formado la tormenta tropical "Raymond" el día viernes 15 de noviembre, frente a las costas de los estados mexicanos de Colima y Jalisco. De esta manera el fenómeno meteorológico se convirtió en la tormenta nombrada número 17 de la actual Temporada de Huracanes en el Pacífico 2019.
El sistema se ubica a al sudoeste de las costas de Jalisco y Colima(México) y su circulación refuerza el ingreso de humedad sobre el occidente del país. Posee vientos máximos de 75 km/h con rachas superiores de 95 km/h, tiene un movimiento del Nor - Noroeste a 11 km/h y su presión central es de 1005 hPa.


Lo más importante para destacar es que "Raymond" podría seguir incrementando su intensidad en las siguientes 24 a 48 hs, con un movimiento general del Nor - Noroeste, sumado a un aumento ligero aumento en su velocida de avance en las próximas horas, para lentamente ir girando al Nor - Noreste durante el día sábado 16 de noviembre y finalmente girar su movimiento al Norte para el día domingo 17 y lunes 18.
Otra información importante para mencionar es que "Raymond" comenzará a debilitarse rápidamente durante el día domingo 17, a medida que se vaya acercando a las costas de Baja California Sur(México) y se espera que el sistema pierda fuerza hasta degradarse a un simple sistema de baja presión al final del domingo o temprano el lunes, según ha informado El Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.
Por otra parte el Servicio Meteorológico Nacional de México ha informado en su último boletín que el sistema favorece el ingreso de humedad del Océano Pacífico hacia el occidente del país y también extremar las precauciones a la navegación marítima y a toda la población en general en cercanías al fenómeno meteorológico. 


La formación de estos fenómenos meteorológicos se da todos los años, contra eso no podemos hacer nada, la naturaleza es sabia y sabe porque hace lo que hace. La mayoría de la gente cree que estos ciclones tropicales solamente traen consecuencias devastadoras para un territorio, pero esto no es así. Estos fenómenos naturales así como pueden provocar severos daños, también traen efectos muy beneficiosos, ya que llevan lluvias muy necesarias a zonas que sufren sequías prolongadas. También cabe mencionar que hay zonas que solamente reciben precipitaciones con la llegada de estos fenómenos meteorológicos, ya que sin ellos, las lluvias serían muy escasas o directamente nulas.
Y finalmente para ir cerrando este artículo les vamos a explicar la diferencia que hay entre un huracán, un tifón y un ciclón.
Los conceptos de estos sistemas pueden parecer diferentes, pero describen el mismo tipo de fenómeno meteorológico. La única diferencia es que cambian de nombre de acuerdo al lugar geográfico en donde se desarrollan. De esta manera estos sistemas se denominan "ciclón" en el Océano Índico y el Océano Pacífico sur, "huracán" en el Atlántico Norte, Mar Caribe y el Golfo de México  y el Océano Pacífico oriental, y "tifón" en el Océano Pacífico occidental.

jueves, 14 de noviembre de 2019

La salud de los niños y niñas de todo el mundo esta siendo afectada por la crisis climática

Los jóvenes reconocen esta emergencia climática y exigen que se tomen medidas para protegerlos. / Unplash

Un nuevo estudio publicado en The Lancet confirma los grandes daños a la salud causados por el cambio climático y revela las consecuencias permanentes del aumento de las temperaturas para los infantes nacidos en la actualidad si persiste la alarmante situación presente.
Un niño nacido hoy vivirá en un mundo cuya temperatura será 4 °C más alta que la media preindustrial, es decir, que el cambio climático afectará a su salud desde la infancia y adolescencia hasta la edad adulta y la vejez.
De hecho, los niños y niñas de todo el mundo son uno de los grupos más afectados por las consecuencias del calentamiento global. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista The Lancet suscribe los daños inmensos causados a la salud por este fenómeno.
La Cuenta Atrás sobre Salud y Cambio Climático es un análisis anual exhaustivo que hace un seguimiento del progreso en 41 indicadores clave y demuestra lo que significa para la salud humana cumplir con los objetivos del Acuerdo de París (o seguir como si no hubiera pasado nada).
El proyecto es una colaboración entre 120 expertos de 35 instituciones, incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial, el University College de Londres y la Universidad de Tsinghua (China).
El trabajo expone las consecuencias para toda la vida del aumento de las temperaturas de un niño o niña nacido en la actualidad si el mundo continúa con las mismas políticas (en este escenario se producirán niveles medios de calentamiento de 4 ° a 7 °C a finales de siglo).
Así, a medida que aumenten las temperaturas, los lactantes serán vulnerables a la carga de desnutrición y al aumento de los precios de los alimentos: en los últimos 30 años ha disminuido el potencial de rendimiento medio mundial del maíz (-4 %), el trigo de invierno (-6 %), la soja (-3 %) y el arroz (-4 %).
Es más, los niños y niñas serán los más afectados por el aumento de las enfermedades infecciosas: desde el punto de vista climático, 2018 fue el segundo año más adecuado para la propagación de bacterias causantes de gran parte de las enfermedades diarreicas y la infección de las heridas en todo el mundo.
Con respecto a la adolescencia, el impacto de la contaminación del aire empeorará: las muertes prematuras causadas por contaminación del aire exterior (PM2,5) se estancaron en 2016 en 2,9 millones de personas en todo el mundo (más de 440.000 solo por el carbón).
Además, los fenómenos meteorológicos extremos se intensificarán hasta la edad adulta, ya que 152 de 196 países han experimentado un aumento de la población expuesta a incendios forestales desde 2001-2004.
De la misma forma, en 2008 se batió un récord en comparación con el año 2000 de 220 millones de personas mayores de 65 años expuestas a olas de calor (63 millones más que en 2017).
Por el contrario, si se siguiera el Acuerdo de París para limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados, los bebés nacidos hoy podrían crecer en un mundo que llegaría a cero emisiones netas antes de cumplir 31 años, y asegurar así un futuro más saludable para las generaciones futuras.

Una amenaza más patente que nunca:

Por todo esto, los autores de este estudio piden que el impacto del cambio climático en la salud ocupe un lugar destacado en la agenda de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP25) celebrada en Madrid el próximo mes.
Para los expertos, el cambio climático ya está dañando la salud de los niños y niñas del mundo y está destinado a moldear el bienestar de toda una generación, a menos que el mundo cumpla con los objetivos firmados en la capital francesa.
"Los impactos acelerados del cambio climático en 2019 se han hecho más claros que nunca", explica Hugh Montgomery, investigador en el University College de Londres. “Las temperaturas más altas registradas en Europa Occidental y los incendios forestales en Siberia, Queensland y California provocaron asma, infecciones respiratorias e insolación”.
Según Montgomery, “el nivel del mar está subiendo a un ritmo cada vez más preocupante. Nuestros menores reconocen esta emergencia climática y exigen que se tomen medidas para protegerlos. Debemos escuchar y responder”.
Para que el mundo pueda cumplir los objetivos climáticos de la ONU y proteger la salud de la próxima generación, el panorama energéticotendrá que cambiar drásticamente y pronto. Como advierte el informe, “nada por debajo de un recorte del 7,4 % interanual en las emisiones de CO2 fósil de 2019 a 2050 limitará el calentamiento global al objetivo más ambicioso de 1,5 °C”.
“El camino que el mundo elija hoy marcará irreversiblemente el futuro de nuestros niños”, subraya Stella Hartinger, una de las coautoras del informe e investigadora de la Universidad Cayetano Heredia de Perú.
“Debemos escuchar a los millones de jóvenes que han encabezado la ola de huelgas escolares para que se tomen medidas urgentes. Se necesitará el trabajo de 7.500 millones de personas para asegurar que la salud de un niño nacido hoy no esté definida por un clima cambiante”, concluye.

Fuente: Agencia Sinc

sábado, 9 de noviembre de 2019

Tomando conciencia sobre los Tsunamis

Los tsunamis son fenómenos naturales que se dan con poca frecuencia, sin embargo, cuando se producen, pueden ser extremadamente mortales. En los últimos 100 años, 58 tsunamis se han cobrado más de 260.000 vidas, un promedio de 4600 pérdidas humanas por desastre, superando cualquier otro riesgo natural. El mayor número de muertes se concentró en el tsunami del Océano Índico de diciembre de 2004. Este tsunami causó aproximadamente unas 227.000 muertes en 14 países; los más afectados fueron Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia, según ha informado la ONU.
En diciembre de 2015, la Asamblea General designó el 5 de noviembre como Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis.
La creación del Día Mundial es una idea original de Japón, que, desafortunadamente, se ha visto expuesto a estos desastres en repetidas ocasiones a lo largo de los años. Este país tiene una gran experiencia en áreas tales como la alerta temprana de tsunamis, la acción pública y la reconstrucción posterior a los desastres para conseguir reducir los impactos futuros.
La fecha elegida tiene su origen en la anécdota "Inamura no hi", es decir, la "quema de las gavillas de arroz". Durante un terremoto en 1854, un aldeano vio que la marea estaba bajando, una señal de que se avecina un tsunami. A expensas de sus bienes, decidió prender fuego a toda su cosecha para advertir al resto de habitantes de la aldea que huyeran a tierras altas. Posteriormente, construyó un terraplén y plantó árboles para que actuaran como sistemas naturales de amortiguación frente a futuras olas.
Y finalmente para ir culminando, el titular de la ONU, António Guterres, destacó la importancia de la reducción del riesgo de desastres si se quieren lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización y alentó a los Gobiernos, las autoridades locales y el sector de la construcción a trabajar en favor "de un desarrollo en el que se tengan en cuenta los riesgos e inviertan en la resiliencia".
Para 2030, se estima que el 50 por ciento de la población mundial vivirá en zonas costeras expuestas a inundaciones, tormentas y tsunamis. Así que será de vital importancia invertir en infraestructura resilente, en sistemas de alerta temprana y en educación para ser capaces de salvar a las personas que viven en esas zonas y proteger sus pertenencias contra el riesgo de tsunamis en el futuro.


miércoles, 6 de noviembre de 2019

Los monos titíes se comunican a través de diferentes dialectos según la región


Los monos tití se comunican por dialectos según la región. / Judith Burkhart, Universidad de Zúrich


La ciencia sabe desde hace tiempo que lo seres humanos no son los únicos que tiene dialectos. Por ejemplo, muchos pájaros, aunque sean de la misma especie, cantan de forma diferente según la región. Lo mismo ocurre con los monos tití (Callithrix jacchus) que, como descubrieron hace unos años investigadores de la Universidad de Zúrich, se comunican usando dialectos regionales.
Ahora, este mismo equipo científico ha descubierto que estos monos son capaces de aprender nuevos dialectos cuando se trasladan a otra zona según los resultados de su estudio publicado en la revista PLoS One.
Según Yvonne Zürcher, una de las autoras del estudio, no estaba claro si estos dialectos estaban determinados genéticamente, dependían del ambiente o los aprendían socialmente, por lo que analizaron las llamadas de los titíes comunes antes y después de que se mudaran a una nueva colonia con un dialecto diferente. Al poco tiempo, los recién llegados adaptaron su forma de comunicarse al nuevo dialecto.
“Los nuevos resultados muestran que los dialectos de los titíes comunes se aprenden socialmente. Si estos estuvieran determinados genéticamente, mudarse a un nuevo lugar no causaría ningún cambio en las llamadas. Estas transformaciones tampoco pueden explicarse por las diferencias en el medio ambiente", explica la investigadora.

Modelo para entender los orígenes del lenguaje:

Sin embargo, no está claro qué ventajas obtienen los monos titíes al aprender un nuevo dialecto. Judith Burkart, coautora del trabajo, sugiere que sería una manera de demostrar su interés en el nuevo grupo y aumentar sus posibilidades de apareamiento.
“En cualquier caso, no es sorprendente que hayamos encontrado evidencia de dialectos aprendidos socialmente en los titíes comunes. Aunque estos animales no están tan estrechamente relacionados con los humanos como los grandes simios, son más parecidos a nosotros en algunos aspectos”, afirma.
Por ejemplo, al igual que los humanos, estos monos crían a sus hijos con la ayuda de todo el grupo, lo que está relacionado con sus ‘habilidades lingüísticas’. “La investigación indica que los titíes son un modelo importante para entender los orígenes del lenguaje”, concluye la investigadora.

Fuente: Agencia Sinc

MÁS NOTICIAS EN EL BLOG