lunes, 15 de abril de 2019

Descubren el gen que atrae a los mosquitos al sudor humano

Foto: Agencia Sinc
Las hembras de mosquito encuentran en la sangre de los vertebrados los nutrientes necesarios para poner sus huevos. Atraídas por el dióxido de carbono que emiten los humanos al respirar y por los ácidos lácticos de su sudor, estos insectos utilizan su sentido del olfato para encontrar a sus presas, según ha informado la Agencia de noticias Sinc.
Para saber más sobre este proceso, investigadores del Laboratorio de Genética Tropical de Miami (EE UU) han estudiado a la especie Aedes aegypti, un peligroso transmisor del dengue y la fiebre amarilla, y han descubierto que el gen Ir8a es el responsable de que puedan percibir el olor a sudor.
“La clave de que los mosquitos Aedes aegypti puedan detectar a sus huéspedes humanos reside en el receptor olfativo IR8a”, declara a Sinc el neurobiólogo Matthew DeGennaro, líder del trabajo publicado en la revista Current Biology.
“Cuando se elimina este gen en el laboratorio, el insecto pierde su capacidad de respuesta ante los ácidos volátiles y, con ello, aproximadamente el 50% de su atracción por los humanos”, añade.
Para llegar a estas conclusiones, eliminaron el Ir8a de los mosquitos de la muestra a través del sistema de edición genética CRISPR-Cas9. Luego, liberaron mosquitos salvajes y otros sin el gen cerca del brazo de uno de los investigadores. Mientras que el primer grupo acudió a su piel en busca de alimento, ni uno de los mutantes se interesó por él en los primeros cuatro minutos de exposición.
Los investigadores subrayan que a partir de los resultados obtenidos se podrían diseñar repelentes y trampas más efectivas. “Los olores que enmascaran la vía IR8a podrían mejorar la eficacia de los repelentes actuales. De esta forma, nuestro descubrimiento podría ayudar a evitar que las personas sean las presas principales de estos insectos”, sostiene DeGennaro.

Mosquitos mutantes sin olfato

En 2013 DeGennaro lideró el equipo de científicos de las universidades de Rockefeller y de California (EEUU) que reveló que el gen olfativo orco es el responsable de la preferencia de los mosquitos hembras por la sangre humana frente a la de otros vertebrados.
 “Al eliminar la función del gen orco bloqueamos una familia de receptores que los mosquitos usan para sentir los olores”, cuenta el neurobiólogo. “Sin embargo, la pérdida de esta vía no redujo la atracción de mosquitos por los huéspedes cuando había dióxido de carbono presente. Esto me hizo pensar que existían otras vías olfativas que eran importantes para que los mosquitos encontraran a sus huéspedes”, añade.

Matthew Degennaro, líder del Laboratorio de Genética Tropical de Miami (EE UU) / FIU
A partir de esa idea, el científico encargó a su estudiante de doctorado Joshua Raji alterar el Ir8a, que se expresa en la antena. Al hacerlo, observaron que aunque los chupópteros podían detectar el dióxido de carbono y el calor de la gente, dejaban de percibir los ácidos lácticos del sudor.

Según DeGennaro, el objetivo final es desarrollar un perfume para proteger a las personas de las picaduras de mosquitos portadores de enfermedades infecciosas, aunque hay que seguir investigando.
“La transmisión de enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla, Zika y la malaria puede ser bloqueada si evitamos que estos mosquitos nos piquen”, dice DeGennaro. “Pero para ello, primero necesitamos entender la base molecular del comportamiento de los mosquitos”, concluye.

Todo lo que tenes que saber sobre como alcanzan su gran tamaño las arañas marinas gigantes

Foto: Agencia Sinc

Las arañas marinas, que miden en general unos pocos centímetros, se extienden por los océanos de todo el mundo, pero solo en los mares polares, donde se alcanzan temperaturas extremadamente bajas, los ejemplares se hacen gigantes y pueden superar los 70 cm. Se cree que unas 190 especies de estos arácnidos habitan en aguas antárticas, según ha informado la Agencia Sinc.
Hasta ahora, los científicos mantenían la hipótesis de que la temperatura del oxígeno justificaba el gran tamaño de ciertos animales en el frío de la Antártida, cuyas temperaturas giran en torno a los -1,9 ºC todo el año. El metabolismo más lento de estas criaturas podría explicar su gigantismo.
“Es mucho trabajo para los animales capturar oxígeno y llevarlo hasta sus células”, indica Caitlin Shishido, investigadora en el departamento de Biología de la Universidad Hawái en Manoa (EE UU).
Para Shishido, este esfuerzo es mayor para los animales grandes que para los pequeños. “Si las temperaturas frías hacen que necesites menos oxígeno, puedes crecer a un tamaño más grande”, recalca la primera autora del estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B.
Para comprobarlo, el equipo de científicos, liderado por Amy Moran, viajó a la Antártida y analizó el caso de los picnogónidos, unas arañas marinas gigantes, que carecen de branquias u otros órganos respiratorios especializados como pulmones, y que respiran a través de sus largas patas.

Un experimento con agua más caliente:

Los investigadores realizaron un experimento en la estación McMurdo de la Antártida para observar la reacción de las arañas de mar gigantes de la especie Colossendeis megalonyx en comparación con otras de menor tamaño, como Ammothea glacialis en aguas con temperaturas desde los -1,8 ºC a los 9 ºC.
Los resultados sorprendieron a los científicos. En contra de las predicciones, los arácnidos gigantes mantuvieron el ritmo de los más pequeños a cualquier temperatura. “Las arañas gigantes no solo pudieron sobrevivir a temperaturas mucho más altas de lo que suelen experimentar, sino que también lidiaron con temperaturas cálidas como las más pequeñas”, explica Shishido.
Y esto era poco probable que sucediera: “Los animales más grandes deberían haber agotado su suministro de oxígeno y haberse quedado sin gas mucho antes que los pequeños”, subraya la investigadora. Pero no les ocurrió a estas arañas de mar gigantes que difunden el oxígeno a través de la ‘piel’ de sus patas.  
El equipo utilizó microscopios para observar de cerca esas patas y descubrieron que estaban cubiertas de poros. Los investigadores descubrieron que a medida que las arañas crecían, sus exoesqueletos se volvían cada vez más porosos.
“Esto puede compensar el aumento de la demanda metabólica y las mayores distancias de difusión de los animales más grandes ya que se facilita el suministro de oxígeno por difusión”, apuntan los autores en su estudio.
Aunque los experimentos realizados son a corto plazo, los científicos consideran que, gracias a la porosidad de sus patas, estas arañas marinas gigantes de la Antártida podrían no ser tan vulnerables al calentamiento de los océanos como se pensaba hasta el momento.

domingo, 24 de marzo de 2019

El ciclón tropical "Veronica" afecta severamente al oeste de Australia

En esta nueva noticia les vamos a informar que en el océano Índico sur, se encuentra el ciclón tropical severo "Veronica", el cual esta generando vientos destructivos y torrenciales lluvias en la costa central de Pilbara entre Karratha y Port Hedland, incluido Roebourne.
El sistema se ubica a 95 kilometros al oeste de Port Hedland y 100 kilometros al noreste de Karratha, posee vientos máximos de 150 km/h con rachas superiores de 195 km/h y su movimiento es lento del Sur - Sudeste a 6 km/h.

Mapa de trayectoria del sistema
Lo más importante para destacar es que el núcleo central de "Veronica" esta sobre la costa al este de Roebourne y al oeste de Port Hedland. Se prevé que el centro permanecerá cerca de la costa esta noche y durante la noche. Se pronostica que "Verónica" se debilitará de la noche a la mañana y comenzará a moverse hacia el oeste. Se espera un mayor debilitamiento durante el lunes y el pronóstico del sistema será inferior a la intensidad de los ciclones tropicales durante la noche del lunes.
Se esperan vientos muy violentos con ráfagas de más de 165 kilómetros por hora cerca del centro del ciclón el domingo por la noche y durante la noche. Esto incluye a Roebourne, Wickham y Point Samson.
Es probable que las lluvias torrenciales generen inundaciones repentinas en la costa de Pilbara y las áreas interiores adyacentes esta noche y el lunes. Se espera que las fuertes lluvias resulten en importantes crecidas del río, áreas de inundaciones y condiciones peligrosas de las carreteras. 
Para más información les dejamos la página oficial del Servicio Meteorológico de Australia.
La temporada de ciclones tropicales en el Pacífico Sudoeste se inició en octubre del 2018 y finalizará en mayo del 2019. El pico de actividad se registra desde mediados de febrero a principios o finales de marzo. Igualmente estas son fechas relativas, ya que la formación de los ciclones tropicales pueden darse fuera de las fechas mencionadas.
Para ir finalizando esta noticia les vamos a explicar la diferencia que hay entre un huracán, un tifón y un ciclón.
Los conceptos de estos sistemas pueden parecer diferentes, pero describen el mismo tipo de fenómeno meteorológico. La única diferencia es que cambian de nombre de acuerdo al lugar geográfico en donde se desarrollan. De esta manera estos sistemas se denominan "ciclón" en el Océano Índico y el Océano Pacífico sur, "huracán" en el Atlántico Norte, Mar Caribe y el Golfo de México  y el Océano Pacífico oriental, y "tifón" en el Océano Pacífico occidental.

MÁS NOTICIAS EN EL BLOG