martes, 2 de junio de 2020

La tormenta tropical "Cristobal" se forma en el Golfo de México

En esta nueva noticia les vamos a informar que en el Golfo de México, se ha formado la tormenta tropical "Cristobal" el día martes 2 de junio de 2020, frente a las costas de Campeche(México) y se espera que este sistema siga generando lluvias torrenciales en los estados del sudeste de México y en la Península de Yucatán. De esta manera el fenómeno meteorológico se ha convertido en la tercera tormenta nombrada de la actual Temporada de Huracanes en el Atlántico 2020.
El sistema se ubica a 230 km al Oeste - Sudoeste de Campeche(México), posee vientos máximos de 65 km/h con rachas superiores, tiene un movimiento del Sudoeste a 6 km/h y su presión central es de 1004 hPa.


Lo más importante para destacar es que "Cristobal" podría incrementar un poco más su intensidad en las próximas horas, antes de tocar tierra entre los limites de Tabasco(México) y Campeche(México), entre los días jueves 4 de junio y viernes 5. Se espera también que una vez que el centro de "Cristobal" se mueva por tierra pierda intensidad, pero nuevamente hacia el fin de semana, volverá a meterse en aguas del Golfo de México y ahí cobrará fuerza, para que en caso que finalmente el movimiento se confirme en las siguientes actualizaciones de pronostico, el ciclón tropical tome rumbo hacia la costa sudeste de EE.UU, según ha informado El Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.
Por otra parte El Servicio Meteorológico Nacional de México ha informado en su ultimo boletín que "Cristobal" podría provocar lluvias torrenciales en Campeche, lluvias intensas en Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo, sumado a posible formación de trombas marinas: Costas de Veracruz, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Se pronostica que el nivel medio del mar aumente de 50 a 70 cm sobre zona costera de Veracruz, Tabasco y Campeche, así como oleaje de 4 a 5 metros de altura en la Sonda de Campeche y de 2 a 3 metros en la línea costera de Veracruz, Tabasco, Campeche y Quintana Roo. Además de viento con rachas de 80 a 95 km/h: Costas de Veracruz, Tabasco y Campeche. Viento con rachas de 60 a 70 km/h: Yucatán, Quintana Roo e Istmo de Tehuantepec (Oaxaca y Chiapas). Dichas precipitaciones podrían generar posibles deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas de dichos estados.
Se le pide a la población extremar medidas de precaución en los estados mencionados y también a la navegación marítima.


Lo delicado de todo este panorama actual que estamos viviendo, es que de darse una temporada de huracanes muy activa, con el riesgo de que varias tormenta tropicales y huracanes de categoría 3 o superiores puedan llegar a tierra, el mayor problema será que la gran mayoría de recursos que se están destinando a esta pandemia y no se sabe si también se podrá afrontar un desastre natural y sumado a todo lo que esto podría implicar.
Por el momento la mayoría esta centrando su atención a la reapertura controlada y segura, pero también ya hay que poner la atención en la inminente temporada de huracanes que se avecina y empezar desde ahora a tomar las precauciones necesarias y así evitar consecuencias mayores. Cabe mencionar también que las evacuaciones de emergencia que estos eventos meteorológicos extremos podrían ocasionar, se verían  obstaculizadas por el temor a contagiarse de Coronavirus, así que todo es motivo para ocuparse desde ahora y ya ir viendo las posibles acciones a tomar si ocurriera una situación semejante y también pensando que no es lo mismo potencias que tengan recursos para afrontarlo, a otros países menos desarrollados, en donde esto podría ser otro golpe mortal. De esta manera solo queda esperar y rezar para que todo aquel ciclón tropical que se forme en el Océano Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe, no adquiera intensidad destructiva y siga generando consecuencias más graves de la que ya tenemos actualmente.

sábado, 23 de mayo de 2020

La Temporada de Huracanes en el Atlántico podría ser más intensa de lo normal en este 2020

La Temporada de Huracanes en el Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe, dará comienzo oficialmente el próximo 1 de junio de 2020 y finalizará el 30 de noviembre de ese mismo año, siendo esto las fechas protocolares del calendario anual, pero se sabe que estos ciclones tropicales pueden formarse en cualquier momento del año, como fue el caso de la tormenta tropical "Arthur", la cual se formó el pasado 16 de mayo de 2020 y se disipo el 20 de mayo. Con esto vemos claramente que la naturaleza siempre tiene la última palabra y nosotros solo podemos dar pronósticos y probabilidades de acierto.
Este 2020 viene muy complicado con la pandemia del Coronavirus(Covid19), y para esto los gobiernos están haciendo un esfuerzo notable y brindando muchos recursos a la parte de salud, para combatir a este virus que llego con toda la intensidad. Sin embargo se pueden venir más nubes oscuras en el horizonte, ya que la temporada de huracanes esta muy cerca de comenzar y se espera que la misma sea muy intensa en los próximos meses, sumado también a que estamos dentro de la época de tornados en varios estados de EE.UU que son más propensos a recibir estos fenómenos meteorológicos.

La zona en Rojo es la más expuesta a recibir tornados entre los meses de Abril y Septiembre

Lo delicado de todo este panorama actual que estamos viviendo, es que de darse una temporada de huracanes muy activa, con el riesgo de que varias tormenta tropicales y huracanes de categoría 3 o superiores puedan llegar a tierra, el mayor problema será que la gran mayoría de recursos que se están destinando a esta pandemia y no se sabe si también se podrá afrontar un desastre natural y sumado a todo lo que esto podría implicar.
Por el momento la mayoría esta centrando su atención a la reapertura controlada y segura, pero también ya hay que poner la atención en la inminente temporada de huracanes que se avecina y empezar desde ahora a tomar las precauciones necesarias y así evitar consecuencias mayores. Cabe mencionar también que las evacuaciones de emergencia que estos eventos meteorológicos extremos podrían ocasionar, se verían  obstaculizadas por el temor a contagiarse de Coronavirus, así que todo es motivo para ocuparse desde ahora y ya ir viendo las posibles acciones a tomar si ocurriera una situación semejante y también pensando que no es lo mismo potencias que tengan recursos para afrontarlo, a otros países menos desarrollados, en donde esto podría ser otro golpe mortal.
Otra información importante es que seguramente para el mes de agosto 2020, las agencias encargadas de pasar los informes meteorológicos de la temporada de huracanes, actualizarán los pronósticos y harán las advertencias correspondientes dependiendo como este el panorama durante ese momento.

domingo, 3 de mayo de 2020

Coronavirus, clima y medio ambiente

El planeta esta recibiendo una fuerte sacudida por parte del Coronavirus y exponiendo todos los problemas y las cosas que se están haciendo mal, en un mundo que sobrán recursos para todos, pero que solamente se están explotando para unos pocos que siguen enriquesiendose y para el resto muy poco.
Muchas versiones corren en la actualidad en que el Virus fue creado en un laboratorio y que fue culpa del ser humano como parte de un gran negocio de parte de los laboratorios, pero por otra parte muchos dicen que lo primero no es lo correcto, sino que esto es parte de la naturaleza como para hacer un filtro de purificación y descontaminación en este mundo que ya venia muy enfermo y contaminado por un virus muy poderoso llamado ser humano.
Esta más que claro que por el motivo que sea que llego esta pandemia a nivel global, la realidad notoria fue expuesta sobre la mesa y esto en definitiva puso al ser humano en cuarentena y permitió así a la tierra a tener una caída abrupta en los niveles de contaminación, las aguas de los ríos estaban más limpias y por sobre todas las cosas los animales estaban felices recorriendo las calles y disfrutando de su libertad sin que nadie se los prohíba.
El cambio climático es una realidad y cada vez más frecuente se ven desastres naturales con más intensidad, es por eso que cada uno de nosotros a nivel global, tenemos que replantearnos muchas cosas con esta crisis tremenda que estamos atravesando y ojala muchas cosas cambien para mejor en este mundo y que no volvamos a repetir errores del pasado y esto sea un punto final a lo mal que veníamos actuando con el planeta y una vez que esto pase, tengamos otra mentalidad renovadora por completo. En este momento que estamos en esta crisis profunda, es donde tenemos la gran oportunidad de comenzar de 0, tomando decisiones políticas estrictas a nivel global en cuanto a nuestro medio ambiente, que lo necesita y mucho.
Todos sabemos que la crisis del Coronavirus en algún momento se terminará, es por eso que desde ahora mismo tenemos que empezar a tomar decisiones para ver cuando poco a poco se va reactivando todo y no volver a los niveles críticos de antes de la pandemia. Ante esta situación todos tratamos de ser positivos y pensar que un mundo limpio podemos tener, pero esto esta en el esfuerzo de todos y cambiando muchos hábitos de vida diarios y reemplazando muchas cosas que son altamente contaminantes y dañan nuestro naturaleza.
La deforestación, la contaminación ambiental, la explotación de combustibles fósiles, la polución por plásticos y la manera poco sustentable en que funcionan nuestras ciudades son algunas de las batallas globales que requieren medidas urgentes para evitar efectos devastadores en el ambiente y en las poblaciones.
En toda crisis hay oportunidad y en hasta caso también tenemos la posibilidad de cambiar muchas cosas para mejorar otras que seguramente no venían en la lista de prioridades y que tal vez con esta gran sacudida que nos esta dando el Coronavirus, muchos tengamos un cambio de conciencia profundo para no volver a seguir cometiendo los errores del pasado y cuidar a nuestra tierra, ya que en definitiva es nuestro hogar principal y sino reflexionemos, de que le vamos a dejar a las futuras generaciones.
El pasado 22 de abril de 2020, fue el Día Mundial de la Tierra, en donde todos nos comprometemos en hacer nuestros pequeños aportes para lograr la armonía con la naturaleza, sumado a alcanzar la meta justa entre las necesidades económicas, sociales y ambientales para todas las generaciones presentes y futuras. 
La naturaleza siempre tendrá la última palabra y esta claro que si el ser humano no cambia sus acciones para cuidar el ambiente que tenemos, cada año que siga pasando será cada vez peor y el cambio climático se incrementará más y más y los desastres naturales serán muy violentos. Solo hay que darse cuenta que la tierra esta expresando su dolor y esta despertando para que cambiemos nuestros hábitos y costumbres de una vez por todas.
Ojala el mundo se compromete firmemente a reducir los gases de efecto invernadero para los años venideros y así desde la crisis del coronavirus y para su posterior recuperación, se pueda crear una oportunidad de encaminar el planeta hacia "un camino más sostenible e inclusivo, una senda que aborde el cambio climático, proteja el medio ambiente, invierta la pérdida de biodiversidad y garantice la salud y la seguridad a largo plazo de la humanidad".