miércoles, 1 de noviembre de 2023

Ideas sencillas para reducir el uso de plásticos

Imagen: Pixabay

El problema no es el plástico, sino lo que hacemos con el mismo después de su uso. Así que lea con atención, porque les vamos a dejar algunas ideas sencillas para reducir el uso de este material y más información sobre el tema.
La contaminación por plásticos es un problema para el medio ambiente muy grave que todos sabemos y que sigue creciendo a pasos agigantados, con importantes consecuencias para la salud humana y los ecosistemas. Cabe mencionar también que es sorprendente las noticias a diario sobre la alta intoxicación por plásticos de las especies marinas y las toneladas que se depositan en los océanos, ríos, lagos y mares del planeta. Lamentablemente no tenemos idea, pero seguramente mientras estamos leyendo este articulo, a cada minuto se venden millones de botellas de plásticos en todo el mundo y que probablemente terminen siendo desechadas en cualquier parte.
Por otra parte cabe destacar que no solo es un tema que pueda solucionarse de manera individual, obviamente que si cada uno de nosotros aportamos un poquito para colaborar con el medio ambiente, ayuda mucho, pero la solución mayor tiene que venir de las grandes empresas que fabrican plásticos que están repartidas en todo el mundo y ahí hacer el gran cambio. No se trata solo de un cambio de hábitos, sino también de un cambio de mentalidad.
Es fundamental tomar acciones para reducir el uso del plástico ya que, aunque es un material muy útil por su resistencia y facilidad de fabricación, actualmente presenta un problema muy grave de contaminación en el planeta, que esta fuera de control.

A continuación les dejamos algunas ideas para reducir el uso de plásticos:


1) Reducción del uso de plásticos de un solo uso: Como todos sabemos, hay plásticos de único uso, estos son: pajitas, platos, vasos y cubiertos que rápidamente se usan, duran poco tiempo y se desechan. Así que en lo posible eviten su uso y sino pueden evitar su uso, no desechen todo en poco tiempo, sino lávenlo y úsenlo muchas veces más.
Es entendible que suena fácil decirlo, pero en la practica es más complicado, pero siempre si uno quiere y pone voluntad para cambiar, podemos lograrlo poniendo un poco de cada uno para busco otro tipo de materiales.

2) El problema no es el material, sino la relación que tenemos con él. Esta claro que no se esta bien informado sobre ciertos temas que perjudican a nuestro medio ambiente y se actúa sin pensar y de manera repetitiva. Es por eso que antes que nada, hay que informarse y conocernos el impacto que genera el plástico y después tratar de buscar alguna solución. Seguramente una gran parte que lea este articulo, no tiene idea de las cantidades de este material que terminan en los basureros y en la naturaleza, contaminando absolutamente todo.

3) La práctica de la regla de las 3R: Reciclar, reutilizar y reducir es muy importante, ya que la mayoría de productos que utilizamos, puede volverse a utilizar o crear otros productos, mediante un proceso químico. Además de llevar todos nuestros desechos a contenedores autorizados y bien señalizados sobre la clasificación de los residuos. De esta manera evitamos por completo que todos los desechos terminen flotando por algún lado o contaminando el ambiente y el agua.
Nosotros desde nuestro hogar también podemos contribuir con pequeños gestos para colaborar con el medio ambiente.

4) La acción de cada uno de nosotros siempre es la más importante, es por eso que educar con el ejemplo siempre es la clave. Así que de esta manera vamos a generar conciencia dentro de nuestro entorno más cercano, sobre la importancia de reducir el consumo de plásticos. El amor por nuestro planeta tendría que ser la prioridad número uno, ya que el mismo es nuestro hogar y todos los que los habitamos tendríamos que cuidarlos. Tengan presente que todo cambio empieza por uno mismo, así sea con un gesto mínimo y si es posible involucren a todas las personas que quieran y que el cambio se haga sentir con fuerza y muchos más comiencen a contagiarse.

5) Habla de estos temas o todo lo relacionado al cuidado del medio ambiente con los más chicos, ya que ellos rápidamente absorben todo estos conocimientos y actitudes, sumado a que les genera curiosidad por saber más y también la importancia de inculcarles estos valores de cuidado de la naturaleza, para tener un planeta más verde y siempre pensando en las nuevas generaciones que puedan vivir en un mundo mejor y en lo posible con bajos niveles de contaminación.    

6) Intenta consumir de manera responsable: Es importante destacar que todo comienza por el accionar de uno mismo y ahí cada cual decide que consumir y como hacerlo. Así que de esta manera siempre es recomendable evitar la compra de productos envueltos en plástico y aumentar las compra de productos a granel, ya que este mismo el consumidor acude a la tienda con sus propios recipientes o bolsas reutilizables y adquiere solo la cantidad que desea, evitando así cantidades innecesarias de plásticos o bolsas de un solo uso.

7) Utiliza botellas reutilizables para el agua y no compres más en botellas de plástico: Cabe destacar que la gran mayoría termina siendo de un solo uso y desechándose en muy poco tiempo contaminando el medio ambiente. En cambio las reutilizables, no solo contribuye a un medio ambiente más limpio, sino que te permite ahorrar dinero y favorece un estilo de vida saludable.

8) En este octavo punto, se viene la parte de cocinar en casa, ya que cuanto más cocinemos en nuestro hogar, más vamos a reducir la cantidad de residuos que se generan por los envases de plástico de un solo uso de la comida para llevar. Así que de esta manera cualquier sobrante de comida, también lo podremos guardar tranquilamente sin tener que depender de cualquier producto plástico.

9) Sustituir los productos plásticos tradicionales por aquellos que sean biodegradables. A estos mismos se los conoce como productos que tienen la capacidad de descomponerse de manera natural en poco tiempo.

 
La contaminación por plásticos es un problema ambiental significativo que afecta a nivel global. Se refiere a la presencia y acumulación de plásticos en el medio ambiente, particularmente en los océanos, ríos, suelos y ecosistemas naturales. Los plásticos son productos sintéticos duraderos que no se descomponen fácilmente, lo que los hace altamente perjudiciales para la salud de los ecosistemas y la vida silvestre.
La contaminación por plástico pasó de dos millones de toneladas en 1950 a 348 millones en 2017, convirtiéndose en una industria mundial valorada en 522.600 millones de dólares, según datos del Programa. Se espera que se duplique su cantidad, de aquí a 2040, según información de la ONU.
Entre los diez primeros países que más contaminan el mar con plástico, solo hay uno no asiático, Brasil.
Según estudios, Asia es responsable de tirar de más del 80% de los plásticos que acaban en el océano, mientras que el continente de África, vierte apenas una décima parte. Y América del Sur, el tercero en el listado, es responsable del 5,5% de los plásticos seguido de América del Norte (4,5%), Europa (0,6%) y Oceanía (0,3).
El mundo produce plástico a una escala descomunal. Tal es la magnitud, que se ha transformado en uno de los contaminantes más importantes del suelo, el aire y los océanos. Mientras los países del mundo trabajan para tener un tratado de eliminación de este material para 2025.
A pesar de los esfuerzos, el reciclaje es insuficiente. La composición química de los plásticos solo permite una reciclabilidad limitada y finita, contrariamente a lo que sucede con otros materiales, como el vidrio o el metal. Los plásticos solo pueden reciclarse a lo sumo 2 o 3 veces, según National Geographic
La toxicidad del plástico en realidad aumenta con el reciclaje. Los plásticos no tienen cabida en una economía circular y está claro que la única solución real para acabar con esta contaminación es reducir masivamente la producción, aseguró Graham Forbes, responsable de la campaña global de plásticos de Greenpeace Estados Unidos.
La contaminación por plásticos es un problema ambiental global que requiere de la colaboración global de todos. Es por eso que la toma de conciencia publica es vital para luchar contra la contaminación de nuestro medio ambiente, pero todavía estamos a tiempo comenzar a aportar nuestro granito de arena e involucrarnos más en estos temas sumamente importantes para con nuestro planeta.  

No hay comentarios :

Publicar un comentario

MÁS NOTICIAS EN EL BLOG