lunes, 27 de agosto de 2012

Tormenta tropical "Isaac" avanza por el Golfo de México y amenaza con convertirse en huracán

La tormenta tropical Isaac se movía por el Golfo de México el lunes, alterando la producción de energía costa afuera de Estados Unidos y amenazando con azotar a Luisiana convertido en huracán, siete años después del devastador paso de Katrina.
La tormenta pasó por el sur de Florida el domingo antes de entrar en las cálidas aguas del Golfo de México, donde se espera que se fortalezca para transformarse por lo menos en un huracán de categoría 1.
En su trayectoria actual, Isaac debería llegar a cualquier lugar de la Costa del Golfo ubicado entre Florida y Luisiana a mediados de semana, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).
Los gobernadores de Alabama, Luisiana y Misisipi declararon estado de emergencia como una advertencia ante un posible huracán en la costa norte del Golfo, desde Luisiana a la península de Florida.
El estado de emergencia incluye a Nueva Orleans, devastada por el paso del huracán Katrina el 29 de agosto del 2005, que dejó un saldo de más de 1.800 muertos y pérdidas de miles de millones de dólares a lo largo de la costa.
"Es difícil asimilar que (...) siete años después de Katrina, otro huracán se dirige hacia nosotros", dijo el gobernador de Misisipi, Phil Bryant.
A primera hora del lunes, Isaac estaba a unos 650 kilómetros al sureste de la desembocadura del río Misisipi, con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora. La tormenta se movía en dirección oeste-noroeste a 24 kph.
Su centro estaría sobre la costa del Golfo la noche del martes o el miércoles. Las órdenes de evacuación para algunas partes bajas de la costa del Golfo ya entraron en vigor la mañana del lunes.
Los productores de energía en el Golfo de México trabajaron para cerrar algunas de sus operaciones antes de lo que podría ser la mayor prueba para las instalaciones de energía de Estados Unidos desde 2008, cuando los huracanes Gustav e Ike interrumpieron la producción de petróleo costa afuera durante meses.
Residentes del Golfo comenzaron a abastecerse de suministros y de seguridad en sus hogares. En Nueva Orleans, largas filas se formaron en algunas estaciones de servicio y en Gulfport, Misisipi, la gente repletó los supermercados para comprar agua embotellada y comida enlatada.
"Siento un alto nivel de preocupación", dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu.
"El destino quiso que en el aniversario de Katrina todos estemos en un estado de alerta", agregó.
Se prevé que Isaac se convierta en huracán el martes. En su último aviso, el CNH dijo que no se espera que la tormenta se fortalezca más allá de la categoría 1, la más débil en los cinco niveles de la escala Saffir-Simpson, que mide la intensidad de huracanes.
Sin embargo, Jessica Schauer, meteoróloga del CNH, dijo que Isaac podría provocar inundaciones costeras generalizadas.
"En este momento estamos pronosticando marejadas de 6 a 12 pies (1,8 a 3,6 metros) en el momento de marea alta en el sureste de Luisiana, Misisipi y Alabama", dijo.
Schauer dijo que la zona de advertencia de huracán incluía "algunas plataformas petroleras", pero no tal vez el corazón del área productora de crudo costa afuera de Estados Unidos, que produce alrededor del 23 por ciento del petróleo de Estados Unidos y el 7 por ciento de su gas natural.
Con la amenaza a la infraestructura petrolera de Luisiana, los precios del crudo en Estados Unidos subieron 75 centavos a 96,90 dólares el barril en las primeras operaciones del lunes.

Fuente Reuters

El mapache propaga enfermedades peligrosas en su invasión por Europa

La rabia y un parásito muy patógeno para el hombre (Baylisascaris procyonis) son algunas de las enfermedades especialmente importantes relacionadas con el mapache. Imagen: F.J. García.
Peludo, ágil, listo, y voraz, el mapache está lejos de parecerse a un peluche –como muchos le consideran al adquirirlo de mascota– sino más bien a un animal invasor que, tras escapar, se adapta y sobrevive en nuevos entornos naturales. Según un estudio, su expansión por Europa y España conlleva también la de enfermedades infecciosas y parasitarias, como la rabia, poniendo en peligro la salud de las especies autóctonas y la de las personas.
Procedente de Norteamérica, el mapache (Procyon lotor) es una especie invasora que se ha establecido por toda Europa a través de la caza y la peletería, y por su adquisición como mascota. En España es ya habitual en estado salvaje en Madrid y Guadalajara, y de forma esporádica en otras regiones como la isla de Mallorca. Pero su presencia no es bienvenida.
“Debido a su rápida distribución y a la larga lista de enfermedades en las que puede participar, es un riesgo a nivel sanitario que deberíamos tener en cuenta”, señala a SINC Beatriz Beltrán-Beck, autor principal del estudio que publica European Journal of Wildlife Research e investigadora en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC, centro mixto de la Universidad de Castilla-La Mancha, el CSIC y la Junta de Comunidades de Castilla–La Mancha).
El éxito de expansión –la densidad de sus poblaciones pueden sobrepasar los 100 km2– de este pequeño carnívoro oportunista se debe a su gran capacidad de adaptación en diversos entornos, sus hábitos alimentarios omnívoros, un alto potencial reproductivo y la ausencia de predadores naturales.
Pero “aún se desconoce el impacto que el establecimiento y la expansión de esta especie podría causar en el medio ambiente y en la salud de las especies autóctonas y en la de los humanos”, apunta Beltrán-Beck quien añade que el aumento de las poblaciones y la expansión a otros países y/o ambientes urbanos de este animal podría incrementar la transmisión de peligrosos parásitos y enfermedades a los animales domésticos y a los humanos.

El huésped que nadie querría tener en casa

El equipo de investigación recopiló toda la información sobre las enfermedades infecciosas y parasitarias que los mapaches pueden transmitir, para evaluar el riesgo de propagación de las infecciones y las posibles medidas de control. Pero según la autora, “existen muy pocos datos en referencia a esta especie en Europa”.
La rabia y un parásito muy patógeno para el hombre (Baylisascaris procyonis) –encontrado en Alemania– son algunas de las enfermedades especialmente importantes relacionadas con el mapache. Pero a ellas se suman el virus West Nile–cuya infección afecta a humanos, aves y equinos–, así como enfermedades bacterianas.
Aunque en Europa occidental la rabia se ha eliminado gracias a la vacunación oral de zorros (Vulpes vulpes), existe preocupación por la posibilidad de que el mapache complique la situación de algunas regiones del este de Europa donde sigue existiendo rabia. En los últimos años se han identificado hasta 142 casos de rabia en mapaches, sobre todo en Ucrania, Estonia, Alemania y Lituania.
El pequeño carnívoro americano es además el hospedador definitivo del nemátodo Baylisascaris procyonis, responsable de la Larva migrans –enfermedad causada por la migración larvaria y persistencia de este parásito bajo la piel, en el cerebro y en otros órganos–, y emergente y en expansión en Europa –antes solo existía en América–.
“Los mapaches infectados pueden liberar millones de huevos del nematodo B. procyonis, que se propagan y provocan una contaminación medioambiental importante”, alertan los científicos. En EE UU, entre el 68% y el 82% de estos mamíferos tienen el parásito. En Alemania la prevalencia es también alta, aunque en Japón, por ejemplo, no se detectó el parásito en ninguno de los 1.688 mapaches capturados para otros estudios.
Para Beltrán-Beck, “son necesarios más estudios epidemiológicos sobre su estado sanitario actual y la puesta en marcha de medidas que limiten los posibles impactos negativos del establecimiento de los invasivos mapaches”.

Una ‘mascota’ ingrata

Por su procedencia exótica y su rápida expansión desde los años ‘70, el mapache es considerado especie invasora en Europa. Sin embargo, en la mayoría de los países europeos, como España, no se controla el comercio de este animal, que es introducido para su venta sobre todo como mascota de compañía.
“El caso de España es un buen ejemplo ya que el origen más probable de su dispersión es que el animal se escapa del hogar donde es mascota o los propios dueños lo sueltan en el campo cuando, ya adulto, se vuelve agresivo”, asegura el estudio.
Y esto se produce sobre todo porque, según la investigadora, “hay una ausencia total de conocimiento de la biología, ecología, distribución y densidad de población del mapache en Europa”.

Fuente Agencia Sinc

Descubren la causa de un extraño síndrome de inmunodeficiencia en el sudeste de Asia

A los médicos les ha llamado la atención el aumento en el sudeste de Asia de dichas infecciones. En la foto, Taipei (Taiwan). Imagen: Toby Simkin.
Investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU han identificado en hospitales de Tailandia y Taiwán un anticuerpo que compromete el sistema inmunológico de las personas VIH negativas, y que las hace más vulnerables a las infecciones por microbios oportunistas.
Las personas inmunodeficientes, como los pacientes de sida, suelen sufrir infecciones oportunistas que son poco frecuentes en individuos con un sistema inmune sano. Por eso a los médicos les ha llamado la atención el aumento en el sudeste de Asia de dichas infecciones en personas sin problemas inmunológicos conocidos. Concretamente, se han dado varios casos por micobacterias no tuberculosas (MNT), que pueden provocar enfermedad pulmonar grave.
Esta semana, la revista New England Journal of Medicine publica un estudio esclarecedor: la mayoría de esos pacientes asiáticos producen el mismo autoanticuerpo –un anticuerpo que ataca al propio sistema inmune–. El autoanticuerpo en cuestión actúa contra el interferón-gamma (IFN-gamma), una molécula de señalización celular que desempeña un papel importante en la lucha contra infecciones.
“Se trata de un síndrome de inmunodeficiencia en el que los pacientes pueden tener infecciones similares a las que sufren los pacientes con VIH avanzado, aunque la causa es completamente diferente”, explica a SINC Sarah Browne, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU y codirectora del trabajo.
El estudio se llevó a cabo en hospitales de Tailandia y Taiwán (Asia) por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU, y contó con una muestra de 203 personas, entre 18 y 78 años de edad.
De estos participantes, 52 tenían infecciones por NTM, 45 de otras infecciones oportunistas con o sin coinfección por NTM, 58 tuberculosis, y 48 eran voluntarios sanos. Todos los participantes eran VIH-negativos. Los investigadores examinaron muestras de sangre de los participantes para detectar anticuerpos a moléculas de señalización celular, tales como IFN-gamma.

Mayor vulnerabilidad a las infecciones

Los resultados muestran que el 88% de las personas con infecciones oportunistas u otras NTM tenían anticuerpos que bloqueaban su propio IFN-gamma. “Sin embargo, de momento desconocemos qué factores desencadenan que los pacientes produzcan estos autoanticuerpos”, declara Browne.
Aun así, el resultado es un primer paso hacia un tratamiento más eficaz de los pacientes afectados. En palabras de Sarah Brown a SINC, “algunos de ellos han mantenido una infección grave y progresiva a pesar del tratamiento optimizado con antibióticos”. En estos casos, Browne propone como solución “manipular el sistema inmune para reducir los niveles de autoanticuerpos que están impulsando la inmunodeficiencia”.
Debido a que la edad promedio de los participantes es de 50 años, los investigadores especulan que estos anticuerpos se desarrollan con el tiempo como resultado de la combinación de factores genéticos y ambientales.
Una vez que se identifique la causa más probable de este síndrome, los autores apuntan que podría ser posible tratar el problema subyacente marcando las células que producen los anticuerpos IFN-gamma, aunque subrayan que son necesarios más estudios para determinar por qué las personas en el sudeste de Asia parecen estar predispuestas al desarrollo de esta enfermedad autoinmune.

Fuente Agencia Sinc

Estudian la relación entre geometría cerebral y termorregulación

Simulaciones computadas permiten investigar la relación entre geometría cerebral y termorregulación. Imagen: CENIEH.
Un estudio del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana arroja luz sobre los mecanismos de termorregulación del cerebro humano. A pesar de la importancia de la gestión energética del cerebro, todavía se desconocen los mecanismos de regulación de su temperatura y existen muchas discrepancias acerca de la capacidad de refrigeración selectiva del volumen cerebral.
Emiliano Bruner, responsable del Laboratorio de Paleoneurobiología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), propone una técnica de análisis de la distribución del calor de la cavidad craneal en función de la forma del cerebro para desentrañar los mecanismos de termorregulación cerebral.
El trabajo, publicado recientemente en la revista AmericanJournal of Human Biology, presenta un método de cuantificación de las diferencias entre especies, utilizando como caso-estudio humanos modernos y chimpancés mediante simulaciones numéricas y moldes endocraneales.
“Aunque la regulación de la temperatura cerebral dependa de muchos factores fisiológicos que no se pueden investigar en los fósiles, este método permite por lo menos analizar cómo y cuánto ha podido influir el cambio de la geometría cerebral a lo largo de la evolución humana”, afirma Bruner.
A pesar de la importancia de la gestión energética del cerebro, todavía se desconocen los mecanismos de regulación de su temperatura y existen muchas discrepancias acerca de la capacidad de refrigeración selectiva del volumen cerebral.
Como explica Bruner, se presume que arterias y venas tienen un papel importante, pero los datos son escasos y las teorías muy especulativas, y “aunque suponemos que el sistema vascular es el componente principal responsable de la termorregulación, la geometría del cerebro también es determinante en el patrón de distribución de calor”.

Anatomía digital

Este problema también se ha discutido en la evolución humana y la Paleoneurología, especulando sobre los posibles cambios asociados con la encefalización de los homínidos. En los fósiles, la única información que queda sobre el cerebro es su forma geométrica, que hoy en día se puede reconstruir con técnicas de anatomía digital utilizando recursos biomédicos como la tomografía computada.

Fuente Agencia Sinc

sábado, 25 de agosto de 2012

Una ‘poción’ a base de orina permite capturar CO2

Una chimenea expulsa gases contaminantes a la atmósfera: Imagen: Pfala
El océano, el suelo, las rocas y los árboles actúan como sumideros de carbono, pero están lejos de los focos de contaminación donde hay mayores emisiones de gases de efecto invernadero, sobre todo CO2. Para absorber este gas, un investigador español propone utilizar residuos humanos, agrícolas y ganaderos, como la orina.
La captura en grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero en las ciudades exigiría una sustancia presente en la naturaleza en millones de toneladas. Un estudio publicado en Journal of Hazardous Materials sugiere la orina como reactivo ya que, al ser un recurso disponible en todas las sociedades humanas, se produce de forma continua en grandes proporciones y está cerca de los focos de contaminación de las urbes.
“Por cada molécula de urea contenida en la orina se produce un mol [unidad química para medir la cantidad de sustancia] de bicarbonato amónico y otro de amoniaco que podría ser usado para capturar un mol de CO2 atmosférico”, asegura a SINC el autor del estudio, Manuel Jiménez Aguilar, del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía.
Tras absorber el CO2, se produce otra unidad de bicarbonato amónico, usado en China como fertilizante nitrogenado durante 30 años. “Si se aplicara en suelos básico-cálcicos produciría carbonato cálcico que podría favorecer la fijación del gas en el suelo”, indica Jiménez Aguilar.
Para evitar la descomposición de la urea, el investigador plantea la posibilidad de incluir una pequeña proporción de alpechín –líquido negruzco y fétido que se obtiene al centrifugar la pasta de aceituna molturada– que actuaría como conservante. “El sistema orina-CO2-alpechín podría considerarse un fertilizante N-P-K (amonio-nitrato-fósforo-potasio)”, afirma el investigador.
El resultado es que la orina mezclada con un ligero porcentaje de alpechín puede capturar de manera estable y durante más de seis meses varios gramos de CO2 por litro. Según Jiménez Aguilar, “las emisiones de CO2 podrían reducirse hasta un 1%”.
El fluido creado podrá introducirse en las chimeneas de casas o fábricas (reconvertidas en recipientes para acumular la mezcla orina-alpechín) para que el gas de efecto invernadero pase a través del líquido, aumente la presión sobre el CO2, y por tanto incremente su capacidad de absorción.
“Estos recipientes o chimeneas deben disponer de un sistema de rellenado y vaciado de la orina, y un sistema de control para detectar el momento en el que la mezcla se ha saturado con el gas”, concreta el científico. Al retirarla de la chimenea, esta orina se conserva en otro recipiente o puede encauzar para su distribución y uso como fertilizante agrícola.

Aprovechar la orina

De aplicarse esta metodología como absorbente de gases de efecto invernadero, las costumbres y usos de las aguas residuales y residuos sólidos de los países industrializados ya no volverían a ser los mismos. El autor insinúa que todo el sistema de tratamiento de aguas y basuras se revisaría para adecuar las nuevas urbanizaciones a un sistema de reciclado y aprovechamiento de estos residuos.
“En países en vías de desarrollo este sistema de recuperación de nutrientes podría implantarse por las ventajas que supone desde el punto de vista medioambiental”, opina el experto.
Además, el reciclaje de orina en cada domicilio permitiría recuperar nutrientes y reducir las necesidades de fertilizantes artificiales. “Si la orina y heces se reciclan en origen, se podría ahorrar agua –del orden de 20 litros por persona y día– y se reducirían los costes de tratamiento de las aguas residuales”, recalca Jiménez.
El estudio apunta que la orina debería reciclarse para ser usada como fertilizante líquido y las heces tratadas con los residuos sólidos orgánicos para producir compost o fertilizantes sólidos. Otra de las aplicaciones de la mezcla orina-alpechín es la reducción de emisiones de CO2 y NOx de los vehículos a motor, según afirma el investigador en otro trabajo pendiente de publicar.

Fuente Agencia Sinc

Tecnología espacial contra los mosquitos

Los mosquitos se estan convirtiendo en un problema en Europa por las enfermedades que transmiten.
Imagen: PHIL
La iniciativa Vecmap de la ESA tiene al mosquito Ochlerotatus japonicusen el punto de mira. Esta especie, capaz de transmitir enfermedades como el dengue o las fiebres de chikungunya o del Nilo occidental, fue detectada por primera vez en Bélgica en el año 2002.
Vecmap, un proyecto de la Agencia Espacial Europea (ESA), está probando técnicas para determinar con precisión la distribución de los mosquitos en Europa, en especial la de aquellas especies capaces de transmitir enfermedades.
Las enfermedades transmitidas por los mosquitos y las garrapatas se están convirtiendo en un problema para la salud pública en Europa, ya que resulta muy difícil predecir dónde brotarán o cómo se extenderán. Las condiciones, el lugar y la época de la eclosión de las larvas de mosquito varían mucho entre las distintas especies.
Vecmap proporciona una plataforma que simplifica el análisis de la distribución de los mosquitos, identificando hábitats críticos a partir de los datos recogidos sobre el terreno y generando mapas de riesgos que atienden a las necesidades de una gran variedad de usuarios.Esta iniciativa combina los datos sobre el tipo de vegetación, la temperatura y la humedad del suelo, que los inspectores miden sobre el terreno con la información recogida por los satélites de observación terrestres, y abarca tanto la programación como sus servicios de apoyo.

Fichados con el móvil

Los inspectores introducen los datos que recogen sobre el terreno en un teléfono móvil, que marca su posición con la señal de los satélites de navegación y los envía a una base de datos centralizada. Esta base de datos permite a los investigadores acceder a una gran variedad de gráficas y hacer búsquedas interactivas en función de sus necesidades.La consultora belga Avia-GIS recibió el encargo de coordinar el programa de erradicación del mosquito Ochlerotatus japonicus en Bélgica, después de que las autoridades belgas estudiasen un análisis de riesgos preparado por el Instituto Científico de Salud Pública en el que colaboraron expertos del proyecto Modirisk, que estudia la biodiversidad de estos insectos.Avia-Gis está trabajando con la ESA en el desarrollo de Vecmap y utilizará este sistema para cumplir con los requisitos impuestos por el programa belga para la erradicación del Ochlerotatus japonicus.El estudio de la distribución de este mosquito continuará hasta el final de temporada y podría reanudarse en marzo de 2013.

Fuente Agencia Sinc

jueves, 23 de agosto de 2012

Un robot de goma cambia de color como los pulpos

El coloreado cuadrúpedo puede moverse a 40 m/h.
Imagen: S.Morin/ Universidad de Harvard
Investigadores de la Universidad de Harvard (EEUU) han creado un pequeño robot de silicona al que se le puede bombear tintes de colores. De esta forma el artefacto se puede camuflar en su entorno como si fuera un pulpo o iluminarse en la oscuridad como una luciérnaga. El trabajo se publica esta semana en la revista Science.
Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard, en EEUU, ha desarrollado un robot blando y flexible con la capacidad de cambiar de color para confundirse o destacar del entorno que lo rodea, según publica Science.
El cuerpo está fabricado con un plástico de silicona (polidimetilsiloxano) y utilizamos colorantes, como los que hay en los alimentos, y pigmentos parecidos a los de las acuarelas para variar su color”, explica a SINC el autor principal, Steve Morin. Los tintes se bombean por una red de microcanales distribuidos por la superficie. El robot, de unos 13 cm de largo, presenta cuatro extremidades y ‘camina’ a unos 40 m/h gracias a un sistema de aire comprimido. La máquina está unida a un centro de control, desde el que los investigadores dirigen sus movimientos e inyectan los colores. “De momento el ‘cerebro’ que ordena al robot cambiar de color somos nosotros”, explica Morin, quien reconoce que todavía quedan “varios obstáculos científicos y de ingeniería que superar antes de tener el nivel de sofisticación que se observa en los pulpos, por ejemplo”.
Aún así, el dispositivo se puede camuflar como lo harían estos animales o los calamares. También puede hacer lo contrario: colorearse de forma totalmente distinta al ambiente, o incluso iluminarse en la oscuridad como si fuera una luciérnaga mediante tintes fluorescentes. "Además, la temperatura de los pigmentos se puede modificar, con lo que se consiguen variaciones de color en el espectro infrarrojo. Este es uno de los numerosos aspectos de la nueva tecnología inspirados en la naturaleza, ya que algunas serpientes, por ejemplo, detectan luz infrarroja con órganos especializados. “¿Por qué los animales tienen las capacidades, los colores y la forma que observamos?, ¿por qué lo ha escogido así la evolución?”, se pregunta Morin. “Con este proyecto de robótica podemos experimentar nuevas ideas, tanto nosotros como los biólogos y otros científicos interesados en responder estas cuestiones”.

Comportamiento animal, cirugías y rescates

Los autores proponen que en el futuro, robots con cuerpos más grandes, en los que se puedan incluir bombas y fuentes de energía, podrían operar de forma autónoma. Estas máquinas no solo serían de gran utilidad  para investigar el comportamiento animal, también podrían ayudar a los médicos a planificar mejor las cirugías. “Estos dispositivos muestran movimientos como los de los músculos y presentan canales por los que circulan fluidos similares a los corporales”, dice el investigador, “por lo que se podrían fabricar otros parecidos a órganos, de tal forma que si el cirujano corta la parte equivocada durante el entrenamiento se produciría una hemorragia”. "Otra posible aplicación, y siguiendo el ejemplo de los animales cuando cambian de color, es utilizar esta máquina como una forma de indicar su posición a otros robots o a las personas. Esto resulta de gran interés en las operaciones de búsqueda y rescate tras un desastre. En condiciones de poca luz, un robot que se destaca de su entorno o que brilla en la oscuridad puede ayudar a los equipos de rescate a localizar supervivientes.

Fuente Agencia Sinc

MÁS NOTICIAS EN EL BLOG